miércoles, 17 de mayo de 2017

Estilo disco en decoración

Entre los estilos que puede elegir al decidir cómo decorar su casa o alguna de sus estancias, el estilo “disco” es de los más versátiles y fáciles de adaptar aunque es importante que tenga claro que es una modalidad retro.

No solo de discos de vinilo vive la decoración de estilo “disco”, pero al decidir cómo decorar su casa o parte de ella -como un dormitorio o el salón, incluso la cocina- con este estilo, va a necesitarlos. Hay dos formas fundamentales de usar los vinilos en decoración: utilizar discos reales o adquirir elementos decorativos con esta forma para adornar paredes o hacer, por ejemplo, un cabecero muy especial, por ejemplo, con capitoné.

La decoración “disco” no es una alternativa demasiado estricta ni cerrada: aunque no es tan recargada como el maximalismo, admite muy bien las interpretaciones e, incluso, bebe de la influencia de otros estilos como el vintage o el retro. Adapte como adapte el estilo disco a su hogar hay elementos que no le pueden faltar, revise esta lista para no fallar.

Bola Disco: seguro que la bola de discoteca en el techo es de los elementos que ya tiene. ¡Claro que lo va a poner en su decoración disco! Está en lo cierto: es un must y la buena noticia es que queda perfecta en casi todos los lugares de la casa desde el salón hasta el recibidor, pasando por las habitaciones o el baño. La bola puede ser solo decorativa y ni siquiera estar colgada, o estar en uso en cuyo caso la recomendación es que la ponga en el centro de la estancia elegida y la disfrute en todo su esplendor.

Suelo en blanco y negro: adorará el suelo colocado como un tablero de ajedrez, es elegante, es rock y es “disco”; pero es que, además, es duradero, fácil de mantener y sí, puede ponerlo en el aseo y en la cocina sin ningún problema. Elija mejor suelos de porcelana mate para un estilo “disco” más tradicional, si prefiere algo más llamativo y tiene espacio para permitírselo, adelante con el brillo. 
Réstele importancia a este tipo de suelo con mobiliario en color para no perder la esencia disco.

Azulejos metro: están de moda este tipo de baldosines de pequeño tamaño, brillantes y en color blanco son adecuados para recrear ambientes “disco”, especialmente en el baño y en la cocina. Este tipo de revestimientos es perfecto para dar protagonismo a los elementos decorativos que elija para su casa como discos de vinilo, espejos o relojes, entre otros.

Colores intensos: el rosa chicle, el verde agua y el morado, también el azulón, son colores propios de una decoración “disco”, especialmente si se inspira en las de los años 50 o 60. Los sillones, butacas y también las tapicerías de las sillas pueden ir en alguno de estos colores intensos para crear un ambiente disco, cálido y agradable. 

Blanco y negro: no solo el suelo puede ser blanco y negro, la decoración disco en su vertiente más rock admite mucho negro. Una buena idea para espacios amplios y viviendas tipo loft es pintar una sola pared en negro para darle importancia y personalidad. Si no tiene muchos metros y la luz natural escasea en su casa, mejor reduce el negro a elementos puntuales como cojines o algún detalle en la pared. 

Brillos, purpurina y lentejuelas: el “disco” más alegre y ochentero vive de brillos y la decoración no es una excepción. Si le gusta esta interpretación más vivaz y tremendamente divertida e informal, tiene que descubrir cómo decorar con purpurina para crear sus propios elementos decorativos como velas o tarros de cristal y no le puede faltar la cortina de lentejuelas. que puede usar para separar espacios, solo para adornar o para quitarle el sol.

Papel pintado: empapelar es una forma económica y sencilla de renovar las paredes de casa y para el estilo “disco” es un recurso muy válido ya que puede elegir papeles lisos o estampados que coordinen. Evite siempre empapelar las cuatro paredes de una estancia al completo y para un estilo suavizado en una habitación juvenil, por ejemplo, elija papel de inspiración retro con grecas sesenteras o motivos naturales maximalistas. 

Tapizados de terciopelo: el suave terciopelo en colores granate, azul marino o negro, incluso el moderno gris, es un buen recurso para un salón tipo “disco”. Las sillas o los sillones tapizados en terciopelo recuerdan a los de las discotecas más setenteras y ochenteras. Para usar el terciopelo y acertar recuerde que es un tejido especialmente delicado, pesado y cálido, no abuse de él en ambientes ya oscurecidos, por ejemplo, una pared negra, mejor combine con maderas y elementos naturales.

Los esenciales de un estilo “disco” no son los únicos elementos que puede elegir para decorar su casa, son solo una propuesta y un punto de inspiración que combinan las últimas tendencias y los detalles más chic. Las ideas de decoración con señales de tráfico, por ejemplo, también son bienvenidas en nuestra “fiesta” de decoración.

El estilo “disco” es de los menos vistos en decoración doméstica por lo que el resultado siempre será una composición muy personal y exclusiva que le dará a su vivienda un toque único.

Vía: Hogar Mapfre